carta de tarot sobre fondo rojo con acesorios

SERVICIOS

Videncia
Tarot de Marsella
Tarot Gitano
Baraja Española
Mediumnidad
Numerología
Reiki

La videncia o adivinación es la habilidad de poder predecir hechos venideros por sí mismos o mediante el uso de sortilegios. Históricamente esta habilidad ha sido compensada por algún tipo de retribución económica aunque hay quienes dicen practicarla sin ánimo de lucro. Videncia o clarividencia, también llamada adivinación es la cualidad que poseen.

La capacidad de adivinar el futuro es una creencia que se pierde en la noche de los tiempos indudablemente asociada a la ansiedad que siente el ser humano por su futuro y por lo impredecible. Abierta o clandestinamente, está presente en todas las sociedades y culturas sin excepción alguna, desde el neolítico hasta nuestros días y a pesar del triunfo del empirismo científico como única visión cosmológica dominante.

Las personas a las que se atribuye tal habilidad suelen estar revestidas, según parte de la sociedad, con alguna cualidad especial, bien sea innata o adquirida mediante iniciación u ordenación sacerdotal o de cualquier otro tipo, incluida la «superioridad» que proporciona el hecho de tener una larga trayectoria de éxitos.

El Tarot de Marsella (en francés Tarot de Marseille), juego que utiliza la baraja de cartas del Tarot más conocida y de la cual derivan todas las posteriores.

Se trata de un juego de 78 cartas, distribuidas en dos grupos: arcanos mayores y arcanos menores.

Una larga investigación llevó a Michael Dummett, filósofo y estudioso de los juegos de cartas, a concluir que a falta de evidencia más antigua el mazo del Tarot probablemente se inventó en el norte de Italia en el siglo XV y se introdujo en el sur de Francia cuando los franceses conquistaron Milán y Piamonte en 1499. Los antepasados del Tarot de Marsella podrían haber llegado a Francia en esa época. Los dibujos son de carácter medieval y quizás tengan influencia del arte del vitral gótico, bien por la línea de trazo similar, o bien por los colores. El juego del tarot declinó en Italia pero sobrevivió en Francia y Suiza. Después recobró su presencia en el norte de Italia, y pudo regresar con los diseños del tarot de Marsella.

Algunos autores afirman que los gitanos, en su deambular por los países europeos, promovieron el tarot como un sistema adivinatorio. Hay, de hecho, quien sostiene que el tarot logró sobrevivir a la Inquisición, ya que los gitanos no representaban objetivos prioritarios de la jurisdicción inquisitorial, por los que ellos, sus conocidas prácticas esotéricas y sus efectos personales consiguieron zafarse de la persecución y la hoguera y llegar hasta nuestros días. Pero es cierto que los gitanos llegaron a Europa cuando el tarot era ya conocido. Por otra parte, el tarot se juega en Italia desde el siglo XV, y en el siglo siguiente se propagó en muchas regiones de Europa: en primer lugar Francia, después Suiza, Bélgica, Alemania y Austria.

La baraja española es un mazo o conjunto de cincuenta naipes o cartas de la baraja. Antiguamente era muy frecuente la regada de cuarenta naipes. Existen versiones menos regadas de cincuenta y cinco naipes para poder jugar a otros juegos. Los naipes están divididos en cuatro "familias" o "palos". Los palos son "oros", "copas", "espadas" y "bastos", a cada uno de los cuales le corresponde su iconografía característica. Cada palo tiene doce cartas: nueve cartas numeradas del uno al nueve, llamadas cartas numéricas y tres figuras numeradas correlativamente del diez al doce. En la actualidad, las figuras son la "sota" (con el número 10), el "caballero", llamado coloquialmente "caballo" a pesar de que es un caballero montado (con el número 11) y el "rey" (con el número 12). Todas las figuras se representan de cuerpo entero.

Existe también barajas en las que cada palo tiene trece cartas. En estas las cartas numéricas van del uno al diez, y las figuras del once al trece.

Muy frecuentemente las cartas numéricas se cortan en el número siete, lo que da una baraja de cuarenta naipes.

Algunas versiones modernas pueden incluir dos comodines, introducidos desde la baraja francesa, lo que da una baraja de cincuenta naipes.

Un médium (médiums en plural) o clarividente o clariaudiente o clariestésica y otras facultades similares designa a una persona a la que se considera dotada de facultades paranormales de percepción extrasensorial, que le permitirían actuar de mediadora en la consecución de fenómenos parapsicológicos o comunicaciones con los espíritus.

Un médium es un individuo de cualquier edad, género, educación o cultura del que se asegura le es posible establecer contacto con porciones de su inconsciente, y que le permiten desde allí acceder a realidades no ordinarias y eventualmente comunicarlas. No está muy claro que sea una actividad extrasensorial, sino probablemente mediada por el "sensorio" hacia zonas poco conocidas de la actividad psíquica.

La edad de oro del Espiritismo moderno abarcaría aproximadamente desde el año 1850 hasta el comienzo de la II Segunda Guerra Mundial. El Espiritismo como tal se inició en Francia con El libro de los espíritus de Allan Kardec, pasando luego a Estados Unidos, donde se mezclaría con creencias, misticismo y espectáculo. En Brasil, el médium principal era Chico Xavier (1910-2002). Pero en realidad sus raíces se esconden en el mismo surgimiento de la Humanidad, como ha quedado testimoniado en diversas culturas, por ejemplo, el oráculo de Delfos y otros menos reconocidos en el mundo grecorromano o en el chamanismo.

La numerología es un conjunto de creencias o tradiciones que establece una relación oculta entre los números, los seres vivos y las fuerzas físicas o espirituales. También es una práctica adivinatoria a través de los números. Su estudio fue popular entre los primeros matemáticos, pero no se la considera ya disciplina matemática. La comunidad científica hace tiempo que relegó la numerología a la categoría de pseudociencia o superstición, al igual que la astrología con respecto a la astronomía, o la alquimia, aunque esta última tuvo carácter de protociencia con respecto a la química.

El reiki es una pseudociencia basada en el qi ("chi"), que según sus practicantes es una fuerza vital universal, aunque no hay evidencia empírica de que tal fuerza exista. La investigación clínica no ha demostrado que el reiki sea un tratamiento médico efectivo para condición médica alguna. La American Cancer Society, el Cancer Research UK, y el National Center for Complementary and Integrative Health8​ advierten que el reiki no debe ser usado como un reemplazo al tratamiento convencional.

LLAMA AHORA

984 141 005

(Para llamar desde fuera de España +34 984 141 005)

Métodos de pago

Logo Tarjeta Visa
Logo PayPal
Icono transferencia bancaria
Icono pago con factura telefónica

Disfruta de los mejores packs en consultas privadas

¡¡Descuentos que no puedes dejar escapar!!

PACKS CONSULTA

Compártelo en las redes