Lecturas poso de café

Cuando una persona sostiene y bebe lentamente de la taza, traspasa su energía. A partir de eso, se forma en su poso una forma, cada una tiene un significado, también depende del lugar donde aparezca.

La cafeomancia, es el arte de analizar a través del café. No tiene orígenes claros ya que turcos, libaneses, armenios, árabes, gitanos y europeos lo han practicado de generación en generación. Por eso solo las personas experimentadas, que han adquirido el conocimiento a través de familiares, tienen el don de leerla.

Cuando una persona sostiene y bebe lentamente de la taza, traspasa su energía. A partir de eso, se forma en su poso una forma, cada una tiene un significado, también depende del lugar donde aparezca. A raíz de la figura puedes darse a conocer el pasado, presente y futuro de la persona que ha tomado el café.

Los elementos importantes para que la lectura se pueda llevar a cabo son: el café debe ser de molido fino y no instantáneo, la cafetera tiene que ser italiana, la taza tiene que ser blanca para que se distinga bien las figuras, la taza tiene que tener la boca ancha y las paredes rectas, por último, debes saber que el café se puede endulzar.

Para realizar la lectura se necesita tranquilidad y concentración, por las dos partes, se recomienda que se haga la lectura con música suave y con incienso si puede ser, mejor.

En cuanto a las imágenes o figuras, se deben tener en cuenta varias cosas. La primera es que las figuras del fondo representan el pasado, en las paredes el presente y en el borde el futuro, el lugar no solo representa el tiempo, sino que los significados varían según el lugar. En segundo lugar, tener en cuenta que las figuras pueden ser infinitas, aunque las más frecuentes son las de animales, letras que representan a un nombre, números que significan períodos de tiempo y objetos. Si una letra se encuentra cerca de un número no deben relacionarse, y no se debe re interpretar a ninguna figura, siempre es la primera que se ve, además intentar ver más figuras puede afectar a la interpretación. Por último, tener en cuenta que no solo aparecen figuras de color café, sino que otras se forman en los espacios vacíos y blancos que deja el café.

El método recomendado por los especialistas de la cafeomancia debe seguir estas indicaciones. En primer lugar, se debe tomar el café con la mano derecha y beberlo despacio, concentrándote en lo que quieres saber. Se debe dejar un líquido mínimo en el fondo y a continuación se echa una pizca de café en polvo dentro de la taza. Después, con el asa frente a la persona, se inclina la taza y se le dan tres vueltas lentamente en contra de las agujas del reloj, de esta forma el poco líquido recorre las paredes de la taza. Luego se inclina aún más la taza y se vierte el líquido en un plato, cuando se endereza la taza ya se pueden observar las figuras.






Autora: Leidi Gomes

Fecha: 11/05/2020

Categorías: - Posos de café

Compártelo en las redes